Saltear al contenido principal

Tipo de uso: Vivienda unifamiliar, segunda residencia

Tipo de proyecto: Obra nueva

El edificio Borda a la Vall d’Incles es una vivienda de segunda residencia constituida por dos plantas con una superficie de referencia energética de 141,4 m² .  La envolvente térmica se resuelve mediante muros de entramado ligero de madera con aislamiento de lana mineral, cubierta ventilada de entramado ligero y acabado exterior de pizarra y solera de hormigón armado. Se instalan ventanas de madera de triple vidrio de Carinbisa. la hermeticidad se consigue mediante láminas herméticas al aire y al vapor de agua y cintas de doble cara y mediante cintas precomprimidas en las uniones entre ventanas y muro de fachada. A través de la optimización del diseño bioclimático maximizando las ganancias solares durante el invierno, el alto nivel de aislamiento, la reducción de las infiltraciones y el sistema de ventilación controlado con recuperación de calor, se garantiza el máximo confort interior con un mínimo consumo energético.

Tipo de certificación: Edificio de baja demanda energética

Datos PHPP:

  • Demanda y carga de calefacción: Demanda: 29,8 kWh /m²a, carga: 16,8 W/m²
  • Frecuencia de sobrecalentamiento: 1,8%
  • Hermeticidad al aire:1,0 1/h
  • Demanda energía primaria:148,0 kWh /m²a

Certificador Passivhaus: Micheel Wassouf, Energiehaus

Diseñador Passivhaus: Praxis Resilient Buildings

Fotógrafo: Pol Viladoms

Sistema instalaciones:

Se emplea un sistema de ventilación mecánica equilibrada de doble flujo con recuperación de calor mediante el quipo Siber DF Sky 3, componente con certificación PH, que garantiza un aire interior de alta calidad y para la climatización, la vivienda cuenta con una estufa de leña y radiadores eléctricos de apoyo.

Clima: Cálido – templado

SRE:141,40 m2

Ubicación:

Canillo, Andorra

Arquitecto:

Altura

Constructor:

Construccions Roca

Promotor:

2MJF Inversions S.L

Año de construcción:

2020

Volver arriba