Saltear al contenido principal

Las ventanas Passivhaus son determinantes para una Certificación «Passiv Plus» (Casa Izabal)

Las ventanas han sido determinantes para la certificación de la Casa Izabal, en Sitges, como el primer edificio Passivhaus Plus de Catalunya

Casa Izabal, Sitges, arquitecto: Sergi Gargallo, SgARQ, Constructor: AM Llorens, Certificador Passivhaus: Energiehaus, Foto: Joan Giribet.

Certificación de ventanas Passivhaus

Cada vez son más los edificios que se proyectan en España bajo los parámetros del estándar de construcción Passivhaus o Casa Pasiva.

El estándar Passivhaus ha pasado a ser el estándar de referencia para aquellos promotores, tanto públicos como privados, que pretenden dar un paso más en la construcción de edificios de consumo casi nulo (ECCN).

El nuevo Código Técnico de la Edificación define como edificación de consumo casi nulo, aquel edificio, nuevo o existente, que cumple con las exigencias del documento ‘DB HE Ahorro de Energía’.

Sin embargo, aquellos promotores que quieren construir un edificio con mayor compromiso medioambiental tendrán con el estándar Passivhaus una solución acorde con los retos medioambientales actuales.

En este contexto, la certificación Passivhaus de ventanas ofrece a los profesionales de la arquitectura una base de datos idónea para diseñar sus edificios conforme a este estándar de la construcción.

Un certificado Passivhaus de ventana no solo garantiza el mejor performance energético conforme a la zona climática escogida, sino que además facilita al proyectista soluciones constructivas de instalación de la ventana dentro del hueco de pared.

Los resultados del certificado están basados en una declaración de prestaciones, emitidas por un ente neutro, y auditado por el propio Passivhaus Institut.

Micheel_wassouf_certificación_Passivhaus_ventanas

Imagen 1: La certificación Passivhaus de ventanas ofrece a los profesionales de la arquitectura una base de datos idónea para diseñar sus edificios conforme a este estándar de construcción.

Ventajas para los fabricantes

El proceso de certificación de los componentes de la ventana por parte del Instituto Passivhaus supone muchas ventajas para los fabricantes de estos productos:

Asistencia por entes como Energiehaus en el desarrollo de productos de altas prestaciones energéticas.

Acceso a un mercado en crecimiento, de mayor sensibilidad medioambiental.

Mayor visibilidad y alto reconocimiento del producto en el mercado.

Testado y certificado por un agente independiente: uso del sello de componente Passivhaus como garantía de calidad reconocida.

Formar parte de la base de datos de componentes del Instituto Passivhaus.

Introducción del componente en el programa PHPP de cálculo de balance energético para edificios Passivhaus empleado por los proyectistas y consultores.

Componentes certificados

Actualmente para el clima de España contamos con más de 45 componentes de ventana certificados Passivhaus de toda tipología: madera, madera-aluminio, PVC y aluminio.

El crecimiento de productos certificados ha sido exponencial en los últimos cinco años, debido a la demanda por parte de promotoras, profesionales de la arquitectura y personal técnico especializado en el desarrollo de edificios Passivhaus.

 

ventana de madera-aluminio certificada Passivhaus

Imagen 2: ejemplo de ventana de madera-aluminio certificada Passivhaus en España.

Certificación Passivhaus de componentes

“La certificación Passivhaus nos garantiza un sello de calidad de excelencia en eficiencia energética de cara a nuestros clientes», afirma Tania Arias García, gerente de Carpintería Díaz Cobián.

El certificado Passivhaus refleja las propiedades térmicas de la ventana calculadas de forma rigurosa en base a la ISO 10077-2: 2020 “Comportamiento térmico de ventanas, puertas y persianas. Cálculo de la transmitancia térmica.

Parte 2: Método numérico para los marcos.”

Con el certificado se garantiza el cumplimiento de los más exigentes criterios de confort e higiene de esa ventana para la franja climática en la que se encuentra certificada, basado en la ISO-7730.

Estos criterios se verifican para la ventana instalada en los tres diferentes sistemas constructivos más habituales de su zona.

La certificación de elementos transparentes abarca tanto a las ventanas convencionales, como a los muros-cortina, lucernarios u otros sistemas constructivos.

Ejemplo de certificado de ventana Passivhaus

Desde Energiehaus, como asesores de componentes acreditados por el Instituto Passivhaus, realizamos los cálculos y la optimización de ventanas para que cumplan con los siguientes valores oficiales:

  • Clima cálido (típicamente clima Mediterráneo): valor máximo U-window 1,25 W/m2k, incluyendo el puente térmico de la instalación de la ventana, y tomando como vidrio un Ug de 1,1 W/m2k (equivalente a un vidrio doble bajo emisivo argón).
  • Clima cálido-templado (típicamente clima continental): valor máximo U-window 1,05 W/m2k, incluyendo el puente térmico de la instalación de la ventana, y tomando como vidrio un Ug de 0,9 W/m2k (equivalente a un vidrio triple bajo emisivo argón).

A continuación, mostramos a modo de ejemplo un perfil recién certificado para clima cálido-templado, donde Energiehaus realizó la auditoria y optimización energética.

Se trata del perfil Cosisven Lux MX92 de Cobian (Asturias), una empresa joven con un carácter innovador, que comenzó su andadura profesional en el año 2005.

Imagen 3: sección e isotermia perfil Cosisven Lux MX92, hoja oculta.

 

Energiehaus_ instalación de la ventana en una pared tipo SATE.

Imagen 4: propuesta de instalación de la ventana en una pared tipo SATE. Es la solución más eficiente en términos de reducción del puente térmico. El PSI conseguido es entre 0,006 y 0,013 W/mk, o sea “casi nulo”. Se trata de una sugerencia de instalación para el arquitecto y promotor. Desde luego, es posible instalar la ventana también a haces interiores, aunque el puente térmico resultante sea más alto, siempre y cuando la solución es coherente a nivel energético con las demás soluciones pasivas.

Ahorro energético de la ventana Passivhaus

La instalación de una ventana tipo Passivhaus es imprescindible para poder certificar el edificio bajo este estándar.

No obstante, no es obligatorio que el perfil de la ventana tenga un certificado Passivhaus, aunque es una garantía para el arquitecto y el promotor en términos de calidad y de performance.

Casa Izabal, en Sitges

Con la Casa Izabal certificamos el primer edificio Passivhaus Plus de Catalunya.

En esta casa, según el cálculo con la herramienta PHPP, la energía primaria (EPR: fuentes renovables) se eleva a 7300 kWh por año, incluyendo el consumo de electrodomésticos, ofimática, iluminación, cocina y el sistema auxiliar de instalaciones.

La energía generada mediante placas fotovoltaicas (total de 26 m2) se ha calculado en 7050 kWh por año.

De este modo, podemos considerar el edificio como balance energético “cero”. Por tanto, no existe huella ecológica de la fase de uso del edificio.

Casa passivhaus plus Izabal, Sitges

Imagen 5: Casa Izabal, Sitges, arquitecto: Sergi Gargallo, SgARQ, Constructor: AM Llorens, Certificador Passivhaus: Energiehaus. Copyright de Foto: Joan Giribet.

Copyright de Foto: Joan Giribet.

Cálculo del ahorro energético con ventanas Passivhaus vs CTE (HE-1)

A modo de ejemplo, calculamos el ahorro energético de haber colocado ventanas tipo Passivhaus (para clima cálido) en la Casa Izabal.

La demanda energética conseguida con un perfil de PVC-6 cámaras (Weru Afino-One) y un vidrio doble bajo emisivo con gas argón es:

  • PH: Demanda calefacción: 10,9 kWh/m2a
  • PH: Demanda refrigeración: 16,0 kWh/m2a

Si colocamos ventanas que cumplen justo los requisitos del actual HE-1, zona climática C (Sitges) con una Uw= 2,1 W/m2a, la demanda energética sería según PHPP:

  • CTE: Demanda calefacción: 22,3 kWh/m2a
  • CTE: Demanda refrigeración: 16,8 kWh/m2a

De este modo, la demanda para calefacción hubiera subido un 204%, y la demanda para refrigeración un 5%.

El impacto es muy pronunciado para invierno, cuando para verano, evidentemente hay que optimizar las prestaciones sobre todo con el factor solar del vidrio, además de otras estrategias pasivas, como la protección solar, ventilación nocturna etc.

El reto de las Passivhaus en el clima de España, como vemos, es combinar las estrategias pasivas óptimas de invierno con las de verano.

 

Imagen 6: sello que acredita al Diseñador Certificado Passivhaus.

Imagen 6: sello que acredita al Diseñador Certificado Passivhaus.

Artículo escrito por:

Martín Amado Pousa, Energiehaus. ingeniero civil en diseño energético y arquitecto técnico. Passivhaus Building Certifier / Passivhaus Designer / PHPP Expert Component Assessor.

Micheel Wassouf, Energiehaus. Socio fundador de Energiehaus. Arquitecto. Passivhaus Building Certifier / Passivhaus Designer. Socio fundador de PEP.

 

Fuente:  «InterEmpresas». Leer en publicación aquí

 

¿Eres arquitecto?, ¿Ingeniero?, ¿Promotor?  ¡ESTO VA A INTERESARTE!

Cursos Passivhaus online

Volver arriba