Saltear al contenido principal

Primera casa que cumple los requisitos del estándar internacional “Casa Pasiva” en México

Primera casa que cumple los requisitos del estándar internacional “Casa Pasiva” en México

México sensible con el reto de la sostenibilidad

De la cabrería y la cazuela de carnitas a la Casa Pasiva – dos casos mexicanos de excelencia en la construcción sostenible

El estado mexicano de Sonora no solo es conocido por su excelente carne asada: el filete de cabrería, sino cuenta ahora con la primera casa que cumple los requisitos del estándar internacional “Casa Pasiva”. Precisamente en la ciudad fronteriza con Estados Unidos, Nogales (“la heroica”), el desarrollador DEREX , sensible con el reto de la sostenibilidad, opta por este sello en el marco del Componente LAIF del programa Ecocasa. Lo mismo pasa en el estado de Michoacán.

El desarrollador HERSO construye las primeras viviendas pasivas en un clima bastante benigno, y que nos dará nuevos conocimientos sobre la Casa Pasiva  en condiciones ideales de clima (mejor que no se lean este artículo los diseñadores Casa Pasiva en climas como Escandinavia o Canadá).

Contexto general:

En 2012, varias entidades públicas en México diseñan las estrategias principales para reducir las emisiones de gases de efecto invernadero (CO2 equivalentes) en el uso de viviendas del país. Estas estrategias se enmarcan en las “Acciones Nacionales Apropiadas de Mitigación” (NAMA por sus siglas en inglés). Este NAMA tiene la particularidad de ser el primero a nivel internacional en aplicarse en el sector de las viviendas. conavi.gob.mx

Desde entonces han ido apareciendo una serie de proyectos nacionales y apoyados por fondos internacionales para la mejora de la eficiencia energética en las viviendas. Varios programas (EcoCasa / NAMA Facility / LAIF / Renta / …)  desarrollan mecanismos de ayuda para la construcción de viviendas sostenibles

(ver por ejemplo: ECOCASA ),  gestionados por diferentes instituciones, como la banca del gobierno SHF.

 

EficienciaEnergética_Energiehaus_mexicoImagen 1: Casas Pasivas en Morelia

De estos programas, destaca el Componente LAIF  con la intención de financiar la construcción de hasta 600 viviendas cumpliendo con el estándar más exigente en términos de eficiencia energética: Ecocasa MAX/Casa Pasiva. Cuando la reducción de emisiones CO2 equivalentes en la mayoría de los proyectos NAMA es del 20% respecto a una vivienda convencional, en el caso de LAIF, se va a conseguir un ahorro del 80%.

Varios desarrolladores (promotores) mexicanos han sido seleccionados para formar parte en este proyecto, teniendo en cuenta la implementación de la Casa Pasiva en diferentes zonas climáticas del país (cálido seco, templado seco, cálido húmedo, templado, templado seco….). Este hecho ha requerido un estudio intensivo para la adaptación de la Casa Pasiva (Passivhaus en sus siglas alemanas) en estas zonas climáticas, adaptando la herramienta de cálculo PHPP a las condiciones climáticas y socio-técnicas del país (se crea en un proyecto especial la herramienta DEEVi – una versión mexicana del PHPP).

Además, el Componente LAIF desarrolla una metodología de preparación del mercado nacional a nivel técnico (cursos de capacitación, apoyo técnico), logístico (animación de proveedores con soluciones tipo “Casa Pasiva”, coordinación de la implementación) y financiero (gestión y control de las ayudas económicas).

Los primeros frutos de esta labor se pueden ver ahora en las ya mencionadas ciudades de Nogales y Morelia. En abril del 2018 se realiza la primera expedición de los expertos internacionales Elena Reyes (Passivhaus Institut) y Micheel Wassouf (Energiehaus Arquitectos), quienes, en compañía de la Coordinación del Programa representada por: Albert Beele (Asesor Principal por parte del Consorcio GOPA-Passivhaus Institut) y Marisa Egea (Experta Clave Nacional / Asesora Energética LAIF), emprendieron el viaje para analizar las primeras casas realizadas bajo el sello del estándar.

Eficiencia_energética_energiehaus_mexico.jpg

Imagen2: Capacitación de expertos para ensayo Blowerdoor en Morelia

Eficiencia_ energética_energiehaus_mexico

Imagen 3: Casas Pasivas en Nogales

Nogales es una región con un clima “cálido seco”, con temperaturas medias mensuales en julio de 27 grados, y altas fluctuaciones de temperatura entre día y noche. Los inviernos se caracterizan por temperaturas bajas, que pueden llegar hasta -10ºC. Eso concluye en una estrategia de aislamiento térmico importante (comparado a nivel nacional), con 10cm de grosor, y una transmitáncia térmica de 0,24 W/m2k. Este aislamiento se le da la continuidad con los mismos 10cm, colocados por debajo de llosa de hormigón. La cubierta dispone de más aislamiento, para protegerse de la radiación solar (grosor 12,5 cm, valor U: 0,21 W/m2k).

Para evitar la colocación de un sistema de ventilación controlada doble flujo con recuperación de calor, se opta por una carpintería de alta calidad, tipo Ecoven 70 Plus de la empresa española Inrialsa, con una Uf de 1,35 W/m2k, y con cristal triple con Ug de 1,04 W/m2k y un factor solar del 43%. La ventilación se ha resuelto mediante un sistema de simple flujo, con extractores mecánicos en cocina y baños, y rejas de admisión en los cuartos secos. El ensayo de hermeticidad al aire que realizamos dio un valor de 0,58/h (n50).

Un resultado excelente para México, que demuestra que es posible llegar a estos valores, teniendo un equipo bien preparado (tanto en fase de diseño como en la ejecución), en cualquier lugar del mundo. La hermeticidad se consiguió en paredes y techo con una capa de 5mm (!) de yeso, sin recurrir a cintas entre paredes, cubiertas y suelo (se han aplicado nada más en ventanas e instalaciones).

El proyecto en Morelia se ubica en un clima tipo “happy climate”, con temperaturas medias mensuales en verano de 21ªC y 15ªC en invierno. Eso favorece estrategias muy sencillas para llegar a cumplir con el estándar de “Casa Pasiva”. El aislamiento en paredes (tipo SATE) es de 2,5 cm, con una U de 0,88 W/m2k, losa sin aislamiento y 5cm en la cubierta (U= 0,48 W/m2k). Se opta por una carpintería de PVC con una Uf de 1,65 W/m2k y un acristalamiento simple (nos ahorramos los espaciadores!) con Ug= 6,76 W/m2k (factor solar 83%). La solución de la ventilación es igual que en el caso de Nogales.

El ensayo de Blowerdoor dio un valor algo inferior a 1,0/h (n50), y queda pendiente la mejora de algunos puntos críticos en la envolvente para llegar al valor que marca el estándar (0,6/h). Ensayos en viviendas convencionales de los mismos desarrolladores, tanto en Morelia y Nogales, dieron resultados de aproximadamente 3-4/h (n50)…un valor algo mejor que los ensayos que hemos realizado en vivienda de construcción nueva en España!

La experiencia muy positiva de estas dos primeras promociones ha demostrado la viabilidad de la Casa Pasiva en diferentes climas de México, no solo a nivel técnico, sino también logístico. Siendo un concepto prestacional, cabe destacar que la Casa Pasiva se adapta a diferentes condicionantes climáticas y culturales, ofreciendo soluciones nuevas para cada caso.

El gran reto de las Casas Pasivas en México va a ser por un lado la reducción de los costes iniciales de inversión, y por otro lado, difundir las calidades del estándar (salud, confort térmico y acústico, ahorro económico y del medio ambiente) entre la población.

En los futuros años, el esfuerzo estará en monitorizar estas casas y demostrar que es un concepto donde todos salimos ganando.

eficiencia_energética_energiehaus_mexico

Imagen4: Equipo que participó en el ensayo Blowerdoor en Nogales

Texto redactado por M.Wassouf

 

* El programa LAIF es implementado por SHF y el apoyo técnico se ejecuta por el consorcio GOPA  y Passivhaus Institut. Energiehaus forma parte del equipo como consultor internacional.

Volver arriba