-“Passivhaus, clave para mejorar la calidad de vida en las urbes contaminadas por la contaminación atmosférica y cambio climático”-

arquitectura sostenible_Micheel_wassouf
Las viviendas pensadas para un consumo de energía muy bajo están dejando de ser una excepción en todo el planeta. Uno de los estándares de referencia para construirlas, Passivhaus, contará pronto con China como país con más metros certificados, según Micheel Wassouf. El especialista en Passivhaus comparte cómo este se empieza a aplicar en España en rehabilitaciones y bloques residenciales, incluyendo el edificio más alto del mundo con esta certificación.

Esta vez no es un mercader veneciano, sino un instituto de físicos en Darmstadt (Alemania) el que abre nuevos mercados en Extremo Oriente. La mercancía: el estándar Passivhaus como estrategia para mejorar la calidad de vida en las urbes chinas, azotadas por la contaminación atmosférica y el cambio climático.

La conferencia internacional Passivhaus del pasado abril en Viena fue un espejoimpresionante del interés creciente de China en este estándar. Los apellidos más registrados en esta conferencia fueron con creces los Wang y Cheng, que tomaron nota con afán de las presentaciones.

“Passivhaus se enfoca como estrategia para mejorar la calidad de vida en las urbes chinas, azotadas por la contaminación atmosférica y el cambio climático”

China pasará pronto a ser el país donde más metros cuadrados se va a certificar con Passivhaus. En este sentido, el Passivhaus Institut se centra actualmente en la investigación del estándar en clima cálido y muy húmedo, uno de sus máximos retos. El país asiático no solo destaca por climas muy exigentes, que oscilan entre el desértico, el tropical y el frío continental, sino también por una tecnología de construcción muy básica. Un reto doble para introducir un estándar que se basa en niveles de confort y de calidad de construcción muy altos.

La estrategia del Passivhaus Institut ha sido comenzar con edificios piloto, dedicándoles una atención especial en la fase de diseño, como se puede ver en el informe Casas Pasivas en climas chinos o a través del nuevo Instituto Passivhaus de China.

Rehabilitaciones y bloques Passivhaus en España

El éxito previsto del estándar en China seguramente va a tener una repercusión importante en países como España, con climas y retos parecidos a los del gigante asiático.

En España se registraron dos hitos en los meses pasados: se certificaron los primeros edificios EnerPhit, el estándar específico para rehabilitación de edificios existentes con componentes Passivhaus. Y, además, la administración pública en Navarra y País Vasco se ha comprometido a realizar sus futuros proyectos de edificios de consumo de energía casi nulo bajo los criterios Passivhaus.

En cuanto al primer punto, destaca la certificación EnerPhit del Palacio de Congresos Europa de Vitoria, un edificio tamaño XXL que ha pasado por una rehabilitación energética muy compleja. Esta intervención se ha llevado a cabo en la parte central del edifico, manteniendo durante las obras el resto de sus actividades, con todos los retos logísticos que implica. Otro reto ha sido pasar por un concurso de contratación pública, licitando a la empresa con la oferta más ajustada y sin experiencia previa en el estándar (a la hora de licitación, no había empresas en España con experiencia en ello).

En paralelo, se acaban de certificar dos bloques residenciales de menor tamaño, que han pasado por una rehabilitación en un contexto de centro urbano histórico. Se trata de un actuación en la “Casa Hilaria” en Logroño y de la “Casa Zeharkale” en Durango. En ambos casos, se tuvo que trabajar con aislamiento térmico por el interior de la envolvente térmica, solución más compleja a nivel de la física de construcción, teniendo en cuenta además las vigas de madera existentes que atravesaban la línea de hermeticidad.

Estas nuevas experiencias han demostrado que la industria de la construcción en España es capaz de cumplir con los más altos estándares internacionales de construcción, pero aún falta la aplicación de estos casos a nivel horizontal. Por eso, necesitamos la implicaciónconsecuente de la administración pública en los distintos niveles: locales, regionales y nacionales. Podemos destacar un primer ejemplo en Navarra y País Vasco. Ambas comunidades autónomas están apostando por Passivhaus en la construcción pública. En Bilbao, la empresa pública Visesa está construyendo el edificio residencial Passivhaus más alto del mundo, con una altura de 88 metros (y un total de 171 viviendas).

“Nuevas experiencias han demostrado que la industria de la construcción en España es capaz de cumplir con los más altos estándares internacionales de construcción”

 Su homólogo navarro, la empresa pública Nasuvinsa, está adaptando actualmente cuatro bloques residenciales con un total de 186 viviendas para que cumplan con el estándar Passivhaus.

Además, se van a convocar a partir de ahora concursos públicos en Navarra, donde se pedirá cumplir con el estándar de edificio de consumo casi nulo basándose en las definiciones Passivhaus. Otras comunidades, como por ejemplo la de Aragón, están yendo en la misma dirección. Por ejemplo, a través de un proyecto ambicioso de rehabilitación EnerPhit de dos bloques de viviendas en Alcañiz y Teruel.

Hacia un Passivhaus más económico

Al tiempo que la administración contribuye a la creación de una demanda para los edificios de consumo casi nulo, Passivhaus Institut abre nuevos caminos para conseguir edificios pasivos más económicos. Recuerdo aquí el lema de una de sus línea de investigación: “La construcción de edificios de bajo consumo a costes reducidos”. Con ello, se reivindica la vertiente social del estándar, focalizado en paliar el fenómeno de la pobreza energética en la sociedad.

En la última conferencia internacional de Viena sobre Passivhaus, se han expuesto nuevas soluciones de sistemas de ventilación controlada con costes reducidos, nuevas tendencias de ventilación en cascada, ventanas certificadas para clima cálido adaptadas al clima del sur de España, con tecnologías más simples respecto a las carpinterías certificadas Passivhaus del centro de Europa.

“Passivhaus tiene una vertiente social: paliar el fenómeno de la pobreza energética”

Además, aparecen máquinas compactas que incluyen la generación de frío como complemento a las soluciones estándares para clima frío.

Estos nuevos productos facilitarán,  conjuntamente con la creciente oferta de cursos de formación especializados, la introducción de los edificios pasivos en el mercado español. Y tal vez una nueva generación de mercaderes españoles listos para conquistar el mundo con Passivhaus.

MICHEEL WASSOUF
CONSTRUYENDO TEÓRICA Y PRÁCTICA EN PASSIVHAUS

Micheel WassoufEspecialista internacional en Passivhaus, Micheel Wassouf (Damasco, 1968) es un arquitecto germano-sirio que reside en Barcelona, donde dirige la firma de construcción sostenible Energiehaus Arquitectos.

Es autor del libro De la casa pasiva al estándar Passivhaus. La arquitectura pasiva en climas cálidos y ha contribuido activamente a la divulgación de la certificación como socio fundador de la asociación Española Passivhaus (PEP-Plataforma Edificación Passivhaus), de la que también fue vicepresidente. También ha sido coordinador mediterráneo de la World Sustainable Bulding Conference.

Imagen principal: Una rehabilitación con Passivhaus en Logroño.

+ Financiación de construcción sostenible con Triodos Bank

Fuente: Revista Triodos: